Seminci 2012: Todo es silencio, de José Luis Cuerda

57 Semana de Cine de Valladolid. Es aquel festival que empezó como cine religioso y aquí venían curas, monjas y eran tiempos en que el único bar abierto era el de la estación, pero había que comprar un billete de andén. Luego le añadieron valores humanos, le quitaron a continuación el religioso, luego le quitaron todo y ¡Semana de cine! Popularmente conocido como la SEMINCI.

Después del gigantismo de San Sebastián o de Sitges, esto es como un oasis de paz, sin embargo insisten en poner millones de cortos que ni se estrenarán ni se verán en tv, sección de documentales que en tv los ponen mejores y más bonitos. ¡en fin, lo de siempre! Muchas películas, pero la Sección Oficial bien.

Empezó mal con la película de José Luis Cuerda, Todo es silencio, película fallida donde para lo de las subvenciones tener acceso a Galicia también, pues del contrabando al narcotráfico, todos esos años. Lleno de contradicciones, porque los marineros no pueden salir por el estado del mar, sin embargo vemos que el mar está plano. Aparecen restos de naufragios surrealistas: ataúdes, naranjas, maniquíes… Y no explican el naufragio nada, aparecen en el mar tranquilo. Y yo juraría que los uniformes de la Guardia Civil son verdes, sin embargo parecen azulados.