Sobre anécdotas varias del cine clásico