Sitges 2012: 'Lo imposible', 'Holy Motors' y 'Robot & Frank'

45 Festival de Cine Fantástico de Sitges. Empezó como un encuentro de Escuelas de Cine, y fue tal el desastre político con el que terminó, que le dijeron al director: “Haz lo que quieras, menos esto”. Entonces, creó un festival de cine de TERROR, con lo que en realidad, este festival tiene un año menos. Luego pasó a Terror y Fantástico, a continuación le quitaron el Terror, luego quitaron todo y era el Festival de Cataluña, y finalmente y de momento, Festival de Cine Fantástico de Cataluña.

Número 1 del mundo en su especialidad, y si quitamos la especialidad, es de los grandes. Cannes, Berlín, Venecia, San Sebastián y ex aequo Sitges, pero universalmente, número uno en caos: 36 películas a concurso. Lo curioso es que muchas de las películas van en otras secciones, pero en las de fantástico meten películas que son policíacas simplemente, o hacen una gala con Lo imposible, magnífica película por otro lado, pero que es hiperrealista.

Entre las películas a concurso, yo destacaría Holy Motors, de Leos Carax. A este señor se le ama o se le odia. Yo, lo primero. Película preciosa, con recuerdos a Méliès y con un Denis Lavant prodigioso. ¿Y por qué no? Una película española: Insensibles. Magnífica, sobre niños que tienen esa enfermedad de no sentir el dolor.

Y una delicia, con un Frank Langella para las antologías interpretativas, Robot & Frank, un robot que cuida a un enfermo de alzhéimer que fue ladrón importante y ahora es feliz porque tiene un colega.