Continuamos en el Festival de Cine de San Sebastián:

Continúa el Festival de Cine de San Sebastián y la pregunta que me haría es ¿Por qué seguimos pensando que la mejor película es la de Urbizu y el mejor actor es José Coronado? Eso puede dar idea de cómo va el festival este año y de cómo van las películas. Del horror y la vergüenza por alguna cosa que llaman películas, que por otro lado algunas de ellas las pagamos todos sin que nos pregunten. Como un subproducto de Isaki Lacuesta llamado Los pasos dobles o cositas monas como una película japonesa, pero una película más o menos ¿¿qué más da??? Se trata de muchas películas las que se están viendo aquí, pero ¿para qué? Tiempo tormentoso, llueve, hace viento y hay muchas secciones para muchas películas. Y lo curioso y lo mejor de todo es que las salas se llenan en San Sebastián, el público va pero no critica lo que ve, es tabú. Después de 59 años, nuevo director y el mismo esquema que hace 20 años. Lástima de dinero perdido.

 

La película coreana de Kore-eda ‘Kiseki’ podría ser la otra película con una bella descripción de la infancia del amor colegial de la maestra de las travesuras, lo que le permite al director retratar las familias, las ilusiones, la vejez, en fin… una película interesante y también habría que citar La voz dormida de Zambrano, de la que más vale no opinar.