Las primeras jornadas de la 58 Edición de San Sebastián

El póster anunciador es de lo más horroroso de la Historia Universal de los pósters de cualquier tipo y por supuesto del cine. Quizá sea una premonición de cómo es el festival. La tradicional alfombra roja era fucsia y éste es negra ¡¡Qué tristeza!!

Películas tirando a flojitas. Por nostalgia de mi infancia destacaría El Gran Vázquez por haber disfrutado tanto con las hermanas Gilda y con la familia Cebolleta . De momento yo destacaría solo una película alemana con Bruno Ganz y Senta Berger titulada Colors in the dark que relata el final de 50 años de vida en común o la violencia gratuita de I saw the devil. Únicamente agradezco la presencia fuera de concurso del documental titulado Bicicleta, cuchara, manzana durante el cual siguiendo los dos años de enfermedad de Alzheimer de Maragall que permite ver todo lo que nos puede ocurrir a una de cada tres personas entre los 65 y 70 años que puede llegar esta terrible enfermedad aunque su gestación puede ser muy anterior. Y agradecer a Pasqual Maragall la creación de esa fundación para estudiar e investigar, luchar y buscar esa quimérica curación.

Y en cuanto al premios Donostia que este año recae sobre Julia Roberts que en gira por Europa recala aquí con postales que es Come, reza, ama. Como tras hora y media de película todavía estaba en el rezar pues me marché cansado de la sucesión de postales y primeros planos abusivos de una famélica Julia Roberts. A Javier Bardem ni llegué a verlo.