¿San Sebastián mejor que Locarno y Venecia?

Ha empezado francamente mal. “The other man”, de un tal Richard Eire, que debe ser mejor en el teatro que en el cine, aburre, engaña, falsea y tiene a un Antonio Banderas sobreactuado al infinito. Mala película. Sin embargo, una película magnífica también: “La belle personne”, de Christophe Honoré. Realmente una magnífica película, levemente inspirada en la princesa de Cleves de Madame de Lafayette, y que hace muchos años, ya se llevó al cine. Aquí se ha transplantado de la corte de Enrique II, a la época actual en un liceo parisino, donde vemos las relaciones entre alumnos, entre profesores y entre éstos y aquellos. Todos en busca del amor, de la felicidad, fracasando sistemáticamente y de forma muy sofisticada renuncair al amor porque no va a durar. Si esto pasara en la vida real no se casaba nadie. Es una película realizada con delicadeza, profesionalidad, gusto y con una actriz, Lea Seydoux, que recuerda Ana Karina y un Luis Garrel, que recuerda en el tratamiento del personaje al que hacía Truffau con Jean Pierre Leauf.

Fuera de concurso, es decir, en preestreno, “Tropic Thunder, una guerra muy perra”: escrita, producida, dirigida, interpretada por BEN STILLER!!!!! no tiene maldita la gracia, es una parodia de Rambo y crítica a la industria de Hollywood y el público se ríe. Con tales espectadores NO ME EXTRAÑA QUE EL CINE SE ACABE!

Lo más grotesco indudablemente ha sido John Malkovich. Única representación de la pelí de los Coen, exhibida en Zabaltegi. La chaqueta se la ha hecho con una cretona de la mesa camilla de su abuela. Hay que tener una cara muy dura, muy dura, para salir a la calle con semejante chaqueta.