Archivado a marzo 26, 2007

TRISTEZA

Tristeza porque el cine se acaba. Yo puedo seguir disfrutando con ROBIN DE LOS BOSQUES y admirando a su intérprete ideal, ERROL FLYNN, o EL PRISIONERO DE ZENDA con Stewart Granger, aunque sea igual plano a plano del de Ronald Reagan. Desgraciadamente, hoy el éxito es 300, donde hasta a los actores les han manipulado [&hellip
Leer más…