DOS REMAKES

THE WICKER MAN, con la desagradable cara de Nicolas Cage y la torpeza narrativa. No hace olvidar la modesta peor brillante versión inglesa anterior.

La otra es LA DALIA NEGRA. Historia real inmortalizada por James Elroy, y es la primera de las cuatro grandes de el. Reparto de lujo, primor en la puesta en escena, todo lo que se quiera, pero no hace olvidar a la esplendida y perfecta versión de esa novela que hizo Bob Rafelson.

Lástima que no haya nadie imaginativo en alguna del montón de televisiones que hay, que se le ocurriera poner ambas anteriores versiones. Sería la mar de interesante