EL EX – AEQUO

El último festival de San Sebastián, mejor dicho, su jurado, presidido por una Jean Moreau algo gagá a juzgar por las cosas que dijo en la gala de inauguración y un miembro, Saramago, que confesó en una entrevista que no iba al cine, ni le interesaba mucho, ha hecho una marcianada: repartir la Concha de Oro entre dos películas. No es el primer festival que hace esa tontería y Cannes lo ha hecho varias veces.

Una de ellas fue a propósito de un premio de interpretación. La película era la magnífica de Mario Camus, LOS SANTOS INOCENTES. El jurado premió a Alfredo Landa. Entonces la Directora General de Cine removió cielo y tierra para que ampliaran el premio y lo hicieran ex aequo, metiendo a Paco Rabal. A cambio, Televisión Española transmitió en directo la ceremonia de clausura del Festival de Cannes ese año.

Dirk Bogarde, presidente del jurado se indignó y quiso dimitir ante tamaña cacicada.
Estos son los hechos, ¿qué opinan?