Falta de imaginación

El remake existe prácticamente desde que el cine es cine. Pero había una epoca en que tenia una cierta logica. Había 20 años entre una y otra, no existía la televisión, ni por supuesto el vídeo.

Una podía ser en blanco y negro y el remake en color. Grandes maestros han hecho ellos mismos las dos versiones: Leo Mac Carey, Frank Capra y John Ford entre otros. Es más, si pueden coger dos PRISIONERO DE ZENDA, blanco y negro, Ronald Colman, Madeleine Carroll y color, Stewart Granger, Deborah Kerr, son idénticas, misma planificación, actuación, diálogo. Alucinante.

Pero hoy debería haber alguna prohibición para aquel PSICOSIS  de Gus Van Sant, LA PROFECIA, idénticas las dos o EL VUELO DEL FÉNIX, y ahora POSEIDÓN.

En dvd, en oferta la auténtica, la primera. ¿Qué lleva al productor y al director a hacer estas copias? Al primero su genio para ganar dinero. Pobre. Al segundo, el ego, “yo la hago mejor”. Spielberg, lo hace peor, le gustaría hacer las ya hechas, y así en I.A. aparece el Pinocho ¡¡¡de Walt Disney!!!