Patrick Mille: «No toques a una mujer si ella no quiere»

La comedia francesa «Bienvenidas a Brasil» llega este viernes a la cartelera en «un momento idóneo», según su director Patrick Mille, por el alza de los movimientos feministas. La alocada historia habla de agresiones sexuales a través de un hilo narrativo muy peculiar, que no dejará indiferente al espectador y que pone en un lugar protagonista a mujeres en situaciones generalmente relacionadas a los hombres en la industria cinematográfica. Mille (Lisboa, 1970), además de ser el director y el guionista de esta «road movie», también es actor y por eso ha querido participar en su propia película. De hecho, lejos de ser un cameo como los que suelen hacer directores como Tarantino o Woody Allen, él aparece casi desde el primer momento interpretando al personaje más estrafalario. Y es que este franco-portugués destaca por sus papeles en el cine francés. «Bienvenidas a Brasil» es su segundo largometraje tras estrenar en 2012, «Mauvaise fille». La película, que ya debutó el año pasado en el país vecino, relata el viaje de tres chicas a Río de Janeiro para la boda de su amiga Katia. Allí, en una noche de desenfreno, un atractivo brasileño intenta abusar de Lily y ésta lo empuja por un balcón ocasionando su muerte. Todo se vuelve más complicado al descubrir que el joven era el prometido de su amiga. Aunque la trama parte con un componente dramático, el film está lleno de escenas disparatadas y siempre hay una pregunta latente: ¿quién tuvo la culpa de lo sucedido? P - ¿Cuál ha sido su fuente de inspiración? R - El primer punto de inspiración era el país, yo quería hacer una historia en Brasil. Soy un apasionado de Brasil y siempre me ha parecido que podrían pasar historias súper locas, lo imposible es posible allí. El segundo punto es que quería hacer algo con un grupo de amigas y otorgarles roles que normalmente vemos en personajes masculinos. Por último, necesitaba un elemento de drama porque es necesario para las comedias, y por eso hay un muerto. P - ¿Por qué estaba interesado en cambiar estos roles? R - Prefiero grabar a las mujeres desde siempre, me interesan más y cuando hay problemas son más fuertes e interesantes para jugar con estos personajes. También se debe a mi lado feminista. Escribí esta película antes de esta ola de feminismo que estamos viviendo y al principio del film se ve cuando el chico intenta abusar de la chica y muere, pero el chico no lo tendría que haber hecho. P - Entonces el completo culpable para usted es el chico R - Claro, no toques a una mujer si ella no quiere, es una cosa increíble. El mundo está cambiando, las mujeres tienen más consciencia de eso y Brasil es un país machista como toda América del Sur. Me gusta el personaje de Lily, la pequeña que hace karate, es más fuerte que un hombre y me gustan los personajes femeninos como Kill Bill. Mujeres que tienen una personalidad fuerte y responden bien a los hombres, no son víctimas. P - ¿Ese mensaje lo quería reflejar con la secuencia de Katia, embarazada y disparando? R - De hecho, esa era la escena que tenía en la cabeza. Cuando escribí el guion quería ver a una mujer embarazada con una kalashnikov, es una imagen que me encanta. «Bienvenidas a Brasil» - Vincent Rosenblatt P - ¿Cuáles son los valores que quiere transmitir con «Bienvenidas a Brasil»? R - Es un valor de libertad, de escoger de las mujeres. Pueden ser aventureras, etc., todo lo que los hombres hacen y mejor. No es un film con mensaje, es una película para pasárselo bien pero si sales de la sala con un sentimiento de fuerza, mejor. P - En España el gobierno pretende cambiar el Código Penal para especificar que si no hay un sí explícito es violación, ¿qué le parece esta medida? R - Me parece superbién. Lo importante es que haya la opción de que la mujer sea libre de decidir y que el hombre sea libre de saber que la mujer también pueda ir a seducir al hombre, que no sea siempre al revés. Lo importante es que haya libertad. P - ¿Es el momento en el cine de visibilizar este tema? R - Creo que sí, escribí la historia hace tres años antes de toda esta historia, y ahora es increíble. El cine es un reflejo del tiempo y no debemos estar ciegos con lo que pasa en la sociedad, y esto también se aplica para la comedia. P - ¿Cómo se documentó para rodar la película? R - Desde que yo era niño estudié mucho sobre Brasil, pero nunca estuve allí hasta que fui más mayor. Para la película escribí primero la sinopsis para tener la base de la historia y luego viajé a Brasil durante un mes para escribir los diálogos y acabar de escribirla. Pero allí, lo que vi y conocí, en especial la realidad social, hizo que cambiase mucho el guion. R - Me llamó mucho la atención el tema de las castas. Hay gente súper rica que tiene criados y gente súper pobre. Además, es curioso cómo se refieren a sí mismos sobre la clase que son (a, b, c, d) y me aportó mucho ese tiempo para añadir visión social a la película. Por ejemplo, el «Rey de la Carne» es un personaje inspirado totalmente en cosas que vi en Brasil. La película es una mezcla entre esta inspiración y la documentación que ya tenía. P - Por lo tanto se podría decir que Brasil es un punto de unión entre sus dos nacionalidades R - Sí, yo soy portugués y francés y yo siempre pensé que Brasil es el país que más me gustaba porque me encanta su música, su historia y sí, podría ser un punto de unión entre Francia y Portugal, de inspiración sobre todo. P - Dirige y actúa en su propia película ¿cómo ha sido esa experiencia? R - Tenía muchísimas ganas de hacer este personaje, mientras lo escribía interpretaba los diálogos. Es parecido a cuando entrenas a un equipo de fútbol y luego te pasas al otro bando y juegas, pasas de entrenador a jugador y eso da mucha libertad como actor y director. Me encantó este proceso ya que pude trabajar con los actores desde el otro lado de la cámara. P - ¿Y por qué es tan extravagante? R - Quería hacer un personaje de diplomático francés totalmente loco por Brasil. Te puedo contar historias de diplomáticos franceses que se mudaron a países donde se volvieron locos, cambiaron de vida e hicieron cosas completamente diferentes por estar en otro país. Entonces así lo quise reflejar con Monsieur Hervé, un hombre que estaba un poco deprimido, se fue a Brasil y se le pegó la locura. P - ¿Cree que el cine francés está potenciado en España? R - Sí, está muy representado ya en España y lo que me gustaría con esta película es que me ayude a poder rodar aquí con actores españoles. P - El IVA del cine en España acaba de bajar del 21% al 10% ¿qué le parece esta medida? R - Me parece un buen impuesto si ese ingreso va directamente a la producción de películas españolas como en Francia. Por ejemplo, con la recaudación de una película americana como «Star Wars», da para 30 películas francesas.
a entrada fue publicada en Cine Y Películas, Play. Guarda el enlace permanente.