Crítica de «Vacaciones con mamá»: Agradable escapada

Los jóvenes no saben quién es Miou-Miou –ni muchos viejos– pero la protagonista de «Los rompepelotas» (1974) sigue en activo y tiene casi diez años más de los que representa en pantalla. En «Vacaciones con mamá» cumple 60 y, más para olvidar penas que para celebrarlo, se va de vacaciones con su dos hijas a la exótica isla de Reunión. El punto de partida de esta nueva versión de una comedia danesa no parece gran cosa y la puesta en escena tampoco es especialmente llamativa. Los personajes tienen además cierta querencia al tópico, en un reparto en el que, con permiso de Miou-Miou, no hay estrellas de relumbrón. Por todo lo dicho, llama aún más la atención que la cinta funcione, con sus altibajos, y que la historia, sin perder su ligereza o precisamente por no caer nunca en la pretenciosidad, gane interés a medida que pasan los minutos. La duración es de 95 minutos, otra virtud nada desdeñable. Eloïse Lang, directora e integrante del amplio equipo de guionistas, desliza una visión femenina del amor y la vida, más combativa de lo que aparenta. Su humor es casi siempre elegante y, sobre todo, sabe amagar con los estereotipos para darles la vuelta a tiempo de sorprender. Es su segundo largometraje, pero se lo toma con la naturalidad de quien ha rodado decenas. Ni siquiera cuando sus personajes más sabios imparten alguna lección caen en la suficiencia. En los últimos tiempos da la sensación de que nos llega mucho cine francés, como si los filtros se hubieran relajado. En este caso hay poco que objetar. Valoración de ABCPlay El punto de partida de esta nueva versión de una comedia danesa no parece gran cosa y la puesta en escena tampoco es especialmente llamativa, por lo que llama la atención que la cinta funcione Federico Marín Bellón
a entrada fue publicada en Cine Y Películas, Críticas De Cine, Play. Guarda el enlace permanente.