Un reality grabado en España, señalado por manipulación

En muchas ocasiones vemos cómo en los reality shows se juega con la realidad y la visión parcial de los concursantes para jugar con ellos durante el concurso. Sin embargo, si no se tiene el cuidado debido, la situación puede descontrolarse. Esto es lo que ha sucedido en el británico «Love Island», un reality en el cual un grupo de desconocidos se deben de unir en parejas para luchar por el premio final. Esta unión, en un primer momento, se debe de realizar en base a las primeras impresiones, y a medida que evoliciona el mismo, pueden elegir cambiar de parejas. Una de estas parejas estaba formada por Dani Dyer, hija del actor Danny Dyer y el joven Jack Fincham. Ambos se encontraron en el programa y decidieron concursar juntos, hasta el punto que Dani llegó a empezar a tener sentimientos por el joven. Sin embargo, la crueldad del programa terminó con que el idilio sentimental acabara en lágrimas. Jack Fincham y Dani Dyer en «Love Island» - ITV2 El programa le ofreció en el episodio del pasado domingo, y en privado, una serie de imágenes a Dani Dyer que terminaron por incendiar el concurso. En dicho vídeo se veía, de manera descontextualizada, a Jack Fincham junto a su ex pareja fuera de la casa en la que se graba el programa, situada en Mallorca. Ante estas imágenes, Dani no pudo reprimirse el llanto y terminó por dar por terminado su intento de relación con Jack. «Siempre me sucede, tan pronto como estoy feliz con alguien, algo me sucede, es como si no me permitieran ser feliz», decia una Dani totalmente desolada. Ante este momento, que fue considerado como bochornoso por muchos espectadores, estos decidieron ponerlo en conocimiento del órgano regulador de los medios de comunicación en el Reino Unido. De hecho, un portavoz de Ofcom se vio en la obligación de salir a dar una respuesta a todas estas quejas que estaban llegando, que superan las 650 en total. «Estamos considerando las quejas antes de tomar la decisión de investigar lo sucedido», han dicho desde la agencia gubernamental. De momento, toca esperar para ver en qué acaban todas estas quejas que señalan al programa de la televisión británica de haber manipulado a Dani con dicho vídeo. Además, esto se acentúa si tenemos en cuenta que ella es, de momento, la favorita de los telespectadores para hacerse con el premio final de «Love Island».
a entrada fue publicada en Noticias, Play y etiquetada . Guarda el enlace permanente.