Insultos y golpes bajos, las vergonzosas broncas de «Al rojo vivo»

Si hay algo que distingue a un programa como «Millenium» (mesa redonda emitida en La 2 durante la madrugada del lunes al martes) de tertulias como «Al rojo vivo», el extinto «Las mañanas de Cuatro» o el primer tramo de los matinales «Espejo público» y «El programa de Ana Rosa» es la marcadada confrontación ideológica de sus invitados. Un elemento clave para así mantener frente al televisor a los fieles espectadores diariamente. Al rojo vivo El último ejemplo de cómo dicha confrontación puede descarrilar lo vivió el programa de La Sexta presentado por Antonio García Ferreras el pasado miércoles 27 de junio. Sucedió con la discusión entre el actor Willy Toledo y la periodista Nativel Preciado a colación del franquismo y la democracia. El intérprete acabó diciendo que la periodista había trabajado para «Arriba», un «diario oficial de la Falange». Un extenso rifirrafe que obligó a Ferreras a defender a su compañera periodista. En mayo de este año, presentador y actor ya habían protagonizado otra discusión. Bronca entre tertulianos Desde que «Al rojo vivo» se estrenara en la extinta La Sexta 2 durante enero de 2011, muchos han sido los momentos tensos que han protagonizado sus contertulios. Uno de ellos fue protagonizado por un rostro habitual de estos formatos: Paco Marhuenda. Fue durante 2013 cuando, mientras conversaban sobre la financiación irregular del Partido Popular, Marhuenda habló sobre la peligrosidad de que Izquierda Unida y Cayo Lara llegaran al poder: «¡Qué horror!». Ante tales palabras, Tania Sánchez (por aquel entonces diputada de IU en la Asamblea de Madrid) le tildó sin pudor de «sinvergüenza». Pero ahí no frenó la dialéctica. Tania Sánchez acusó a Marhuenda de perpetuar «una propaganda de Hitler». El periodista contratacó calificándola de «vulgar y maleducada». Durante los últimos coletazos de la acalorada discusión, Marhuenda le preguntó qué sabía de democracia viniendo de «un partido comunista», lo que llevó a Sánchez a llamarle «heredero de Franco». Bronca entre periodista y entrevistado En otras ocasiones ha sido su presentadora, Cristina Pardo, quien ha protagonizado alguna bronca; aunque en este caso con el ya habitual humor de la ahora conductora del magazine dominical «Liarla pardo». Corría septiembre de 2017 cuando la periodista entrevistó a Ramón Espinar con motivo de los nuevos estatutos de Podemos. Espinar criticó que «Al rojo vivo» no cubriera fielmente los hechos. Pardo se quejó entonces de que al político nunca le gustaban las preguntas que le hacían. Pero las broncas no sólo tienen lugar en el plató de «Al rojo vivo» sino también en las conexiones en directo. Es lo que le sucedió el pasado junio a la periodista Ana Pastor durante la cobertura de la moción de censura a Mariano Rajoy en pleno Congreso. La también presentadora de «El objetivo» mantuvo una tensa conversación con la diputada del PP, Celia Villalobos. «¿Podría dimitir hoy Rajoy?», preguntó la periodista. «Yo comprendo que os vais a aburrir mucho en La Sexta sin tener al PP dándole caña todo el puto día. Hago una apuesta contigo: ¿Qué tiempo le vais a dedicar a las corrupciones del PSOE cuando el señor Sánchez sea presidente? Me apuesto contigo a que ni el 5%, pero da igual». Ante la respuesta de Celia Villalobos, la presentadora de «El Objetivo» no dudó en contestar tajante: «Veo que no ve laSexta. Le invito a hacerlo. Es lo que tiene contar la sentencia de Gürtel», afirmó Pastor. «Contarla de forma manipulada», espetó entonces la diputada popular. «No voy a discutir. Después de la votación, ¿debería seguir Rajoy siendo presidente del PP?». «Si no te importa eso lo vamos a decidir nosotros», terminaba la conversación Villalobos, visiblemente molesta.
a entrada fue publicada en Noticias, Play y etiquetada . Guarda el enlace permanente.