El infierno de la española confundida con una terrorista en París: «Me sentí violada»

Hora punta Javier Cárdenas presenta diariamente en TVE un espacio de entrevistas en el que tienen lugar los temas más variopintos. En «Hora Punta», Cárdenas se dispone a disolver casos de todo tipo, siempre en busca de historias atractivas para el público y con su punto de morbo. Este miércoles tuvo lugar el último programa de esta temporada: Cárdenas volverá en septiembre, pero con un espacio semanal y no diario. Tras comenzar el programa con el show de un mago, Cárdenas y su equipo entrevistaron a Paula Bouzada, una mujer que fue retenida en París tras ser confundida con una terrorista en el Aeropuerto de Orly. «Paula vivió una pesadilla. En París, al pasar su maleta por el escáner, le detectaron una pistola», aseguró Cárdenas. «Queremos que ustedes vean cómo a alguien le puede cambiar la vida en cuestión de minutos», agregó, antes de presentar a la mujer. Paula se dispuso a contar su historia. «Venía de viaje y ese día había una amenaza de bomba en la terminal. Hacía poco tiempo de un atentado y estaban los militares con metralletas. Tenían acordonada una maleta rosa porque estaban buscando a una chica terrorista», expresó ante Cárdenas, antes de prodigarse más en su relato. «Al llegar al escáner... se paró y me preguntó el policía si mi maleta era mía. Le digo que sí, y me dice que mire la pantalla. Había una pistola, que lógicamente no era mía», expresó. La «pesadilla» de Paula «Yo tenía miedo. Hubo un momento en que dejé mi maleta y me retiré a hablar por teléfono. Creía que ahí fue cuando me metieron la pistola», desveló. Después, siguió hablando de su infierno. «Me cachearon dos gendarmes. Me metieron la mano por los pantalones, me levantaron el sujetador... me sentí como violada. Estaba tan desesperada que me comenzaron a salir palabras en español. Eso fue mi salvación, porque entonces sus caras cambiaron», añadió. A ese respecto, Paula dejó claro su punto de vista. «Estaban buscando a una terrorista, seguro, a la que querían cargar un marrón. No había ninguna pistola. A día de hoy, no tengo ninguna respuesta ni explicación del aeropuerto», expresó, antes de hablar sobre los pensamientos que le arramblaron en el momento. «No sé cómo llegué a Vigo. Y eso que hice escala en París. Pensaba que no volvería a ver a mi hijo. He puesto una denuncia en Policía Nacional y lo hemos puesto en conocimiento del Ministerio de Exteriores. Pero no nos han dicho nada», lamentó, al tiempo que explicó que el dinero «no es importante» para ella al respecto de este tema. «No pido indemnización. Solo pido que ese señor no esté sentado en esa silla. Porque me ha ocurrido a mí, pero le podía haber ocurrido a cualquier persona. Le pasa a otro y se queda en el sitio». Después de Paula, llegó al programa Pau, un joven que se cambió de sexo. Ahora es Pau, pero antes era Paula. «El principal problema son los prejuicios», aseguró su padre, Juan Fernando, guardia civil de profesión. «Cuando vas de frente, te respetan», contó ante Cárdenas. La historia de Pau Tras ello, el presentador le preguntó al joven si había sufrido 'bullying' en el colegio. «Bueno... esa es una palabra muy fuerte. Pero sí que he sufrido acoso. También porque en mi pueblo la gente es muy cerrada. Me han lanzado ciertos comentarios machistas, por jugar al fútbol, por vestir de chándal, por no arreglarme... pero he sido una persona que he sabido defenderme cuando se han metido conmigo, aunque nunca con la fuerza», reivindicó, ante la sorpresa de Cárdenas. «¡Qué hijo tienes!», espetó el presentador, que ensalzó al joven, de dieciséis años. «Nos ha hecho crecer a todos», agregó su padre, aunque aseguró que en su momento, tuvo que acudir «a un psicólogo» para llevar a su hijo, que tenía «miedo» de comunicar a sus padres su condición física. Después, Cárdenas recordó el caso de Marta Reina «la única Mosso d'Esquadra transexual», que visitó el programa hace algún tiempo. Al respecto, el joven Pau dio una auténtica lección. «Me pasé varios años sufriendo, pero ahora por fin soy lo que siempre he querido ser». «Espero que cumplas tus sueños, de corazón. Ha sido un privilegio estar contigo», contó Cárdenas. El broche al programa y a la temporada, «como no podía ser de otro modo», lo puso, como cada día, Luis del Olmo. «Ha sido un honor poder contar con Luis del Olmo... como lo ha sido compartir dos años con todos ustedes. El maestro José María Íñigo me decía que en la televisión, en cuanto llegas, ya te estás yendo. Y es cierto», expresó, visiblemente emocionado, en su último «Hora Punta».
a entrada fue publicada en Noticias, Play y etiquetada . Guarda el enlace permanente.