«Lazos de sangre»: ocho grandes sagas, del NO-DO a la prensa rosa

«Llevamos siete meses de gran esfuerzo, pero el resultado ha sido excelente», explicaba ayer Ramón Camblor, director de Magacines de TVE, durante la presentación a los medios de «Lazos de sangre». El programa de La 1, que se estrenará el próximo jueves a las 22.40 horas, acercará a la audiencia a lo largo de ocho semanas a grandes familias de nuestro país: La Casa de Alba, los Iglesias Preysler, Dominguín Bosé, Rivera Ordóñez, el clan Flores, los Jurado, Sánchez-Vicario y la familia Dúrcal. Marta Manzano, de Tesseo Producciones, explicó que es «un proyecto diferente a todo lo que se ha hecho hasta la fecha». «Aunque ellos están en el recuerdo, aquí buscamos más a la familia de los homenajeados». Carmen Delgado, directora de «Lazos de sangre» comentó por su parte que han «conseguido algunas entrevistas exclusivas», todas ellas a «nombres propios que quieren contar sus historias con toda libertad, sin trampa ni cartón». Cada emisión de «Lazos de sangre» contiene entrevistas en profundidad a los protagonistas, en las que se ha buscado una factura cinematográfica. Anécdotas, los hitos que marcaron sus vidas y detalles jamás contados componen el menú de cada programa. Los espectadores tendrán también la posibilidad de descubrir cómo ha sido la vida de estas familias a lo largo de las sucesivas generaciones y cómo transcurre en la actualidad. Casi cien entrevistas Además, las cámaras se asomarán al futuro para tratar de vislumbrar qué les espera en manos de los herederos de cada estirpe. Entre los más de noventa entrevistados destacan Alfonso Díez, Carlos Fitz-James Stuart, Cayetano Martínez de Irujo, Pilar Lezcano (viuda de Antonio Ordóñez, en su primera entrevista para televisión), Lolita y Rosario Flores, Carmen y Shaila Morales, la baronesa Thyssen, Julio Iglesias Jr., Julián Contreras... Según cuenta Ramón Camblor, director de Magacines de TVE, «además de los testimonios familiares, el archivo de RTVE tiene un papel fundamental en el relato de cada historia». Se han rescatado fragmentos de actuaciones, películas, entrevistas e intervenciones en programas de RTVE de los miembros de cada saga, desde el NO-DO, para conocer los orígenes, hasta la actualidad. El primer capítulo se adentrará en la Casa de Alba. El de este jueves será un programa en el que Alfonso Díez, el último marido de Cayetana de Alba, hablará por primera vez para televisión y abrirá en primicia su casa y su corazón en una entrevista. Díez recuerda sus años con la duquesa, la diferencia de edad, las aficiones que les unieron y la enfermedad. «Infancia difícil» El programa buceará en la historia de esta gran familia a través de los testimonios del nuevo duque, Carlos Fitz-James Stuart, y Cayetano Martínez de Irujo. Ambos desvelarán su «difícil infancia» con una madre «implacable», según Cayetano, y «especialmente dura», según Carlos, que aparecen en uno de los fragmentos que se pudieron ver durante la presentación. Después de cada «Lazos de sangre», La 1 ofrecerá un especial de «Amigas y conocidas», programa presentado por Inés Ballester. Será un coloquio que se adentrará, como asegura la periodista valenciana, «en los aspectos más destacados de cada capítulo y comentará las declaraciones de sus protagonistas». Junto a Ballester, aparecerán las colaboradoras habituales del programa, como Cristina Almeida, Isabel San Sebastián, Beatriz Cortázar, Berta Collado, Sonia Ferrer y Francine Gálvez, entre otras. Además, cada semana, invitados especiales aportarán su visión y conocimiento sobre la saga protagonista. Alberto Maeso, director de «Amigas y conocidas», afirma que «el objetivo de este programa es abrir con respeto la caja de las cosas que no se han contado hasta ahora, todo muy cuidado y con alma. No faltará el debate y al mismo tiempo habrá lugar para la reflexión sobre la condición humana y la familia». Inés Ballester añade que «no será un debate en el que nos vaya la vida, sino una reflexión de lo que hemos visto».
a entrada fue publicada en Noticias, Play y etiquetada . Guarda el enlace permanente.