La difícil preparación de Juana Acosta para su última película

Luis Callejo y Juana Acosta llegaron al plató de «El Hormiguero» para hablar de «Jefe», la sorprendente película del director Sergio Barrejón y que se estrena el próximo 6 de julio. «Me encanta el eslogan de la película: 'Las mejores hostias son las que no se ven venir'. Que se lo digan a Rajoy», dijo entre risas Pablo Motos. Luis Callejo interpreta a César, el jefe de una exitosa empresa que está a punto de ser denunciado por acoso laboral y cuya vida está a punto de dar un giro radical. «Me pasa de todo. Recibo por todos lados porque he perdido el norte a nivel personal y profesional», explicó Callejo. De la noche a la mañana, su mujer le echa de casa, sus socios le traicionan, sus acciones caen en picado y empieza a tener problemas con el fisco. «Si a alguien le caigo un poco mal, lo va a pasar genial», añadió. Con una semana para solucionarlo todo, se atrinchera en su despacho y solo tendrá contacto con Ariana (Juana Acosta), la limpiadora del turno de noche que se convertirá en su mayor aliada. «Soy la limpiadora del turno de noche y me encuentro con él durante las noches. Menos mal que soy una mujer positiva más allá de sus circunstancias. Aparezco en la vida del jefe para ayudarlo a comprender ciertas cosas. Es un personaje que podría ser prácticamente de su imaginación», explicó Acosta. Ariana, al igul que Juana Acosta, es colombiana; sin embargo, la actriz quiso alejarse de su personaje todo lo que pudiera. Para ello, buscó a una limpiadora que tuviera una situación parecida a la de su personaje. «Conocí a una chica de Medellín que llevaba cinco años en España y de ella cogí ese rasgo que buscaba para alejarla de mí. Fue el acento», contó. Acosta, a diferencia de la chica, es de Calí y, aunque para los españoles la diferencia es mínima, el acento es diferente. «Esto es como el acento de Málaga y el de Sevilla. Solo se diferencian entre ellos», contestó Motos.
a entrada fue publicada en Noticias, Play y etiquetada . Guarda el enlace permanente.