La confesión más triste de un concursante de «Boom»

El concurso «Boom» es uno de los programas de entretenimiento líderes en Antena 3. Presentado por Juanra Bonet, el programa es, junto a «Ahora caigo» (conducido por Arturo Valls), uno de los formatos de referencia en las tardes de la televisión española en abierto. En los últimos meses, el formato lo han monopolizado «Los lobos», un equipo formado por varios exconcursantes de «Saber y ganar» (el exitoso concurso de La 2) que con su talento y sabiduría no dan tregua al resto de competidores que van a luchar contra ellos y a tratar de desbancarles. «Los lobos» forman un grupo de lo más heterogéneo, aunque sus cuatro integrantes tienen algo en común: su pasión por el aprendizaje y el conocimiento. Quizá el más sorprendente de ellos sea José Pinto, un ganadero de Salamanca que llegó a ser Magnífico en «Saber y ganar» tras sumar casi 100 programas. Junto a él, concursan cada día Erundino Alonso, ingeniero de montes, y dos licenciados: Valentín Ferrero, en Historia y Manu Zapata, en Empresariales. Con más de cien tardes en antena, «Los lobos» conforman un equipo más que reconocible que lucha cada día, de lunes a viernes, por llevarse el bote del programa. Aunque en esta semana están viviendo un duelo especial, porque el programa les ha organizado un reto contra «Los Rockcampers», el único de todos los equipos que han pasado por «Boom» que logró llevarse el bote del programa. A ellos deben medirse esta semana José, Manu, Erundino y Valentín por tratar de llevarse el gato al agua. ¡Boom! Durante el programa de ayer lunes, así las cosas, «Los Rockcampers» comentaron en antena cómo había cambiado sus vidas ganar el bote de «Boom» en su momento. Tras ello, el presentador Juanra Bonet preguntó a «Los lobos» por el impacto que el concurso estaba teniendo en sus vidas. Y Valentín, profesor y doctor universitario, fue claro. «Fíjate sí me ha cambiado la vida, que cuando yo empecé este programa era profesor asociado en la Universidad, en la Facultad de Bellas Artes. Y ahora ya no lo soy. He dejado el trabajo para dedicarme de lleno al programa», dijo tajante. «Tenía un contrato muy bajo, mensual. Un contrato de asociado de tres más tres horas, que son solo 250 euros al mes», continuó. Precariedad salarial «¡Ojo! ¡Un doctor de la Universidad!», apuntó su compañero José. Juanra Bonet no daba crédito a lo que escuchaba. «¿Doctor en Bellas Artes?», preguntó, con cara de póker. «Sí, es bastante común en la universidad española, que el peso mayor de la docencia lo llevemos entre profesores asociados, que estamos entre 250, 500 y 800 euros. Más del 60% de las plantillas de la Universidad española cobran 800 o menos. Entonces, hubo un momento, en septiembre, que tuve que decidir qué hacer. Y me quedé con el programa», prosiguió Valentín, levantando los aplausos del público. La decisión de Valentín no fue sencilla. «De todos modos, tengo que decir que fue muy doloroso tomar la decisión, porque me encanta mi profesión. Me encanta la docencia, la relación con los alumnos, los debates que se establecían en clase y lo echo mucho de menos. Me dolió muchísimo, pero económicamente no podía vivir. Me gastaba más dinero en gasolina en ir a la Facultad que en nada», concluyó Valentín, en un alegato que fue muy aplaudido en redes sociales.
a entrada fue publicada en Noticias, Play y etiquetada . Guarda el enlace permanente.