Acusan de plagio por partida doble a «La forma del agua», la película favorita a los Oscar

«La forma del agua», el último trabajo del director de cine mexicano Guillermo del Toro, promete ser uno de los grandes títulos que ofrecerá el cine en 2018. No ha llegado todavía a España (su estreno está previsto para el 16 de febrero), pero al drama de fantasía sobrenatural ideado por el cineasta no le para de llover el éxito. No en vano, se ha llevado trece nominaciones a los Oscar 2018 (entre ellas Mejor Película y Mejor director), siete a los Globos de Oro (de los que ganó dos, Mejor Director y Mejor Banda Sonora) y doce a los BAFTA. Palabras mayores. Sin embargo, al relato de Del Toro, todo un éxito desde su puesta de largo en los cines de Estados Unidos el pasado 1 de diciembre, le ha salido un inesperado enemigo en forma de plagio. Y lo que es peor, con acusaciones provenientes de dos frentes diferentes, que acusan al cineasta de haber llevado a cabo su última obra, que ha escrito junto a Vanessa Taylor, a partir de dos relatos totalmente distintos. La última de ellas ha generado cierto revuelo a nivel internacional. Y es que, como publica en exclusiva «The Guardian», David Zindel, hijo del reputado escritor Paul Zindel, ganador del Premio Pulitzer en 1971, asegura que «La forma del agua» está inspirada en una de las obras de teatro escritas por su padre. En concreto, en «Let me hear your whisper», cuya historia ideó el escritor en 1969. Guillermo Del Toro «Estamos muy sorprendidos de que una de las 'majors' [la película está producida por Fox] pueda hacer una película que está tan claramente inspirada en un trabajo de mi padre, sin que nadie así lo reconozca ni nos haya preguntado por los derechos», comenta el hijo de Zindel, en declaraciones recogidas por el rotativo británico. Historias muy similares Lo cierto es que ambas tramas tienen trazas bastante parecidas. «Let me hear your whisper», que tuvo una adaptación en una película que se rodó directamente para la pequeña pantalla, narra la historia de una vigilante de un laboratorio científico que se siente atraida por un delfín del centro en el que trabaja, al que después trata de liberar. «La forma del agua», por su parte, cuenta la trama de una joven muda que trabaja como conserje de un laboratorio y que se enamora de un hombre anfibio que se encuentra recluido en él. Además, en ambas historias, la protagonista cuenta con una compañera de trabajo que les ayuda en su tarea. Desde Fox, por su parte, han negado a «The Guardian» las acusaciones vertidas por el hijo de Zindel, cuyo padre falleció en 2003, y señalan que la película parte de una idea original de Del Toro. Sin embargo, el hecho de que las acusaciones provengan del propio descendiente del escritor ha provocado que éstas tengan más relevancia. La de Zindel es la segunda acusación de plagio que recibe la película de Del Toro en las últimas fechas. Hace solo unos días, también fue culpada de lo mismo por sus similitudes por «The space between us», un cortometraje holandés dirigido en 2015 por Marc S. Nollkaemper acerca de un ser acuático que es capturado y llevado a una instalación militar, de la que es rescatado por una mujer encargada de la limpieza. Sin embargo, el propio director neerlandés zanjó la polémica en una entrevista con el medio mexicano «Life & Style». En ella, dijo que las similitudes entre ambas eran producto de «una feliz coincidencia», considerando que ambas eran «totalmente distintas» y que tenían «diferentes fuentes de inspiración», a pesar de que «algunas cosas se alinean» en ambos filmes. La Academia de Cine Holandesa, en un comunicado, también señaló que ambas películas tenían «identidades diferentes» y que «es inconcebible ver entre ambas ninguna relación», rompiendo otra lanza en favor de Del Toro. Del Toro se defiende El propio Del Toro también salió al paso de la polémica surgida entre su película y el cortometraje neerlandés. En una entrevista con el diario mexicano «Excelsior», señaló estar «muy tranquilo» y ser «infinitamente transparente». Además, aseguró que la historia se la compró «a un escritor que se llama Daniel Kraus, en diciembre de 2011», y que esta iba versaba sobre «una mujer que hace el aseo en un laboratorio súper secreto del gobierno se encuentra con una criatura anfibia humanoide y le ayuda a escapar». «Tengo 25 años de carrera y de hecho celebro las influencias que tengo y cómo se transforman cuando las aplico a mi cine, pero este no es el caso», añadió el cineasta al citado medio. Así las cosas, el director defiende que la película sigue la línea de otros relatos fantásticos de su producción, como «El laberinto del fauno», «El espinazo del diablo» o «Hellboy», basado en el infernal personaje de cómic de mismo nombre. Habrá que ver si logra salir airoso de las acusaciones vertidas por Zindel, como lo consiguió hace unos días tras la polémica surgida con la producción holandesa. Sin embargo, la actitud del hijo de Zindel al respecto es totalmente diferente a la del director neerlandés.
a entrada fue publicada en Cine Y Películas, Noticias, Play. Guarda el enlace permanente.