Así se construyeron «Tu canción», «Lo malo» y «Arde», las canciones favoritas para Eurovisión 2018

Suelen estar en un segundo plano, entre borradores de melodías y letras. Pero este año «Operación Triunfo» ha convertido a los compositores de las canciones que sonaron anoche en figuras clave en la carrera hacia Eurovisión. «Me encanta que el programa haya tomado la iniciativa y muestre el trabajo de todo el equipo. Sin los compositores los temas no estarían ahí, es bueno que nos den seguimiento», cuenta Brisa Fenoy, autora de «Lo malo» (Aitana y Ana Guerra), una de las composiciones que se han escrito específicamente para esta nueva generación de triunfitos. Sin embargo, la carrera hasta sonar en la Academia ha sido distinta para cada autor. «Yo pensé que Alfred y Amaia funcionaban como pareja y escribí un dúo pensando en su salida del concurso», explica Raúl Gómez, autor de la exitosa balada «La canción», ayer número 1 en iTunes. «Al verles en “City of Stars” vi que pegaban como cantantes, aunque se nota que están enamoradísimos. Recordé una melodía que escribí en Londres y que dejé apartada y empecé de cero con Sylvia Santoro, coautora de la letra. Hemos cuidado cada detalle, cada palabra, cada melodía. Y eso que trabajamos en su casa y era todo un poco caos», recuerda el también ganador de «El número 1». «Pero hemos dado en la tecla con el resultado», añade sobre un tema que considera «íntimo, real y mágico». El triunfo de Salvador Sobral en Kiev 2017 destruyó el concepto de lo que se entendía por «eurovisivo» y animó a estos compositores a probar con canciones lentas e incluso reguetón. «Fue todo muy rápido. Sabíamos que escribíamos para Aitana e intentamos adaptarnos vocalmente a su registro y lanzar un mensaje de igualdad», plantean Alba Reig (Sweet California) y María Peláez, satisfechas de haber construido una balada «reivindicativa, respetuosa y bella». Aún menos tiempo tuvo Brisa Fenoy, a la que Universal le propuso adaptar un tema inglés que acabó convirtiéndose en «Lo malo» en menos de 24 horas. «Lo quise llevar al feminismo», apunta la compositora, que reivindica el carácter latino de su tema. «Cómo no vamos a aprovechar esta oleada y algo tan nuestro», insiste. Aunque «Operación Triunfo» ha sido un gran escaparate, estos compositores también son conscientes de la exigencia de los eurofans. ¿Hay más riesgo u oportunidad? «Ambos. Sabes que todos lo van a comentar y es tu presentación como autor, pero el festival te permite hacer más contactos», afirma Gómez. «Al fin y al cabo el compositor está en la retaguardia, y es una plataforma buenísima de difusión. Como cantante sí me lo pensaría dos veces», reconoce Fenoy. Pase lo que pase en Eurovisión, esta carrera ya les ha posicionado en el mercado. Y planean aprovechar el tirón. A Raúl Gómez le gustaría lanzar algo propio y Brisa Fenoy ha recibido propuestas para componer temas para «triunfitos» como Mimi. El éxito de este «OT» ha salpicado ya a toda la industria.
a entrada fue publicada en Eurovisión, Play y etiquetada . Guarda el enlace permanente.