«No querer a Amaia en OT es como no querer a Drew Barrymore en ET»

Después de Amaya Uranga, Amaia Romero (en medio estuvo Amaia Montero para despistar). La navarra de «OT» tuvo el martes una de esas actuaciones que parecen preparadas para que brille. Aunque ella ya destaca sin que salga de su boca una nota musical. Quedándose extasiada con los aspersores del jardín o proponiendo como palabra bonita almorrana. A Amaia le gusta Marisol y eso ya es suficiente para ganar puntos. La actuación anterior le tocó «Me conformo». La puesta en escena estaba entre un guateque de los 60 y «Grease» en el dormitorio de las chicas. No estuvo mal pero no fue lo del martes, el concierto para una estrella. Tiene Pablo Iglesias en su cuenta de Twitter una foto megalómana donde se le ve subido en un escenario al que rodea una multitud. Amaia cantó «Shake it out» ante los cuatro gatos que caben en ese plató pero rodeada de velas en el suelo y otras luces más altas que parecían una multitud, como esa maqueta de «Star Wars» donde bastoncitos de las orejas pintados de colores simulan ser el gentío de un anfiteatro. Por supuesto, cantó el «Shake it out» mejor que Florence Welch (igual que Marisol canta «Tu nombre me sabe a yerba» mejor que Serrat). Mónica Naranjo se puso en pie antes de que acabara y a Alfred (que parece el exmarido de Belén Esteban) se le caía la baba, pero eso no es noticia. Y lo cierto es que su plano de reacción sobraba. Mónica Naranjo dijo luego que la actuación había sido «apoteósica, sublime, exquisita…la rehostia». Si Beyoncé es Queen B, ella es Queen A. No querer a Amaia en «OT» es como no querer a Drew Barrymore en «ET».
a entrada fue publicada en Noticias, Play y etiquetada . Guarda el enlace permanente.