Antonio Molero, sobre su supuesta muerte: «No saben lo desagradable que puede ser una cosa así»

Los actores Luis Merlo y Antonio Molero visitan esta noche el plató de «El Hormiguero» para hablar de la segunda temporada de la obra que representan, «El test». Una comedia dirigida por Alberto Castrillo-Ferrer, donde comparten tablas con Marina San José y Maru Valdivielso, desencadenará en toda una trama de enredos y verdades escondidas que sacarán lo peor del ser humano, en una sociedad que tiene el dinero como medida de todas las cosas... ¿Qué escogerías: cien mil euros ahora o un millón dentro de diez años? «No tomaría la misma decisión uno de 20 que otro de 50, como tampoci alguien que trabaje en un bar que el jefe de un bar», cuenta Molero. Cuando Luis Merlo recibió el guion, se fue a un bar y aprovechó para preguntar al dueño y a la camarera. «Depende mucho de la situación económica», cuenta. Para mostrar estos dos mundos, el personaje de Luis tiene una situación económica estable, mientras que el de Antonio «es un pringado». «Es un ser humano normal y corriente. ¿Quién no tiene una deuda con el banco?», puntualiza el actor. El éxito te cambia, pero ¿cambia la necesidad? «Depende de la personalidad. Yo no sé deber dinero», cuenta Luis Merlo. Hablando de deudas, Pablo Motos aprovechó para preguntar a Merlo si es cierto que Enrique San Francisco no devuelve sus deudas: «Enrique y yo nos conocemos desde niños. Su deuda empezó entonces robándome un chupachups y esa deuda ha prescrito. Por él lo del año pasado también». Bromas aparte, los actores tienen claro que vivimos en una «sociedad en la que no cree en el futuro. Cuando me ha pasado lo que me ha pasado este verano. Con lo que nosotros vemos aquí... los 100.000 ahora mismo, y ellos no andaban mal de pasta», asegura Merlo. [«El test», de Jordi Vallejo: el plazo de la inversión] «Tuve un no se qué, pero mírame estoy lozano», comentó Luis Merlo al entrar en el plató de «El Hormiguero». Para quien no lo recuerde, el actor de «La que se avecina», entre otras ficciones, estuvo ingresado en el Hospital General de Villalba tras haber sufrido un episodio de insuficiencia respiratoria. Pero no fue el único que dió un susto a sus seguidores. Antonio Molero también lo hizo. «Me dieron por muerto, pero estaba muy vivo», cuenta el actor. «Estaba grabando en 'Amar es para siempre' y cuando cogí el teléfono me di cuenta de que tenía llamadas muy raras», continúa. Lo que había ocurrido es que un portal de información online había publicado que Molero había fallecido. «Menos mal que nadie de mi familia se enteró por ahí, pero mucha gente se llevó un susto de muerte. (...) No tienen ni puta idea. No saben lo desagradable que puede ser una cosa así», sentenciaba el actor.
a entrada fue publicada en Noticias, Play y etiquetada . Guarda el enlace permanente.