La curiosa anécdota que estuvo a punto de costarle Eurovision a Massiel

Mi casa es la tuya Pastora Soler ha acudido a «Mi casa es la tuya» para hablar sobre el problema que le obligó a dejar los escenarios y cómo ha conseguido superarlo después de casi tres años. Pero también ha invitado a otros cuatro comensales para hablar de un momento que le cambió la vida: el Festival de Eurovisión. Para completar el relato se sumaron Remedios Amaya, Rosa López y Soraya Arnelas. Pero si un nombre nos viene a la mente cuando escuchamos España y Eurovisión, es el de Massiel, quien también estaba presente en este programa de «Mi casa es la tuya». Durante la comida, la ganadora de Eurovisión 1968 compartió una anécdota que estuvo a punto de costarle el título. La artista madrileña salió al escenario dispuesta a conquistar este gran final del festival con su mítico «La, la, la», una canción de la que «está hasta el moño». Sin embargo, antes del festival no tuvo el apoyo que merecía. No porque la canción no gustara sino porque era directamente ella la que no acababa de convencer a más de uno. Esto lo dejaron claro durante el ensayo general previo a la gran final. Fue el mismísimo Dúo Dinámico, autores de «La, la, la», los que le dijeron que no debería de haber interpretado ella la canción: «Qué pena que no haya venido Karina que es mucho más comercial». Por suerte, para España no solo lo hizo, también consiguió el primer puesto en Eurovisión.
a entrada fue publicada en Eurovisión, Play y etiquetada . Guarda el enlace permanente.