El incómodo secreto que Alborán se atrevió a confesar

El hormiguero 3.0 Pablo Alborán regresa al plató de «El Hormiguero». Esta vez ha podido hablar con calma de «Prometo», su nuevo disco. Tras haber estado dos años separado de los escenarios, el cantante malagueño llega con más fuerza que nunca para deleitarnos con su voz. El nuevo disco de Pablo Alborán no solo significa su vuelta a la música, «ha sido una catarsis». «Este disco viene María Estevez, de Pablo López, de mis amigos, de mi familia... De todos los que me han ayudado a encontrarme a mí mismo. Ese sentimiento de volver a ser una persona normal. De ahí sale 'Prometo'», confiesa Alborán. «Prometo» tiene una segunda lectura, como apunta Pablo Motos: «Cada frase puede interpretarse de diferentes formas». «Es una promesa que me hago a mí mismo. Cuando lo escribí no estaba con nadie ni enamorado. Simplemente, era una necesidad de despojarte, de encontrarte con la herida cara a cara y curar esas cicatrices que tengo yo y todo el mundo», cuenta el cantante. «Prometo que nos vamos a desprender de todos aquellos que no nos miren de frente» es una de esas frases que hay que mirar con lupa en este álbum. «¿Lo has hecho?», pregunta el presentador. «Lo he hecho. Pero hay que hacerlo, incluso si somos nosotros mismos. Quien nos mire y nos juzgue que les den, que la vida dura dos días», dice lleno de energía Alborán. Sin embargo, el nuevo disco de Pablo Alborán quedo en un segundo plano cuando Pablo Motos le hizo una peculiar pregunta: «¿Es verdad que te tiraste un pedo en pleno concierto?». Atónito, Alborán contesta: «Sabía que esto acabaría entre risas. (...) En medio de un concierto, se camufla más, no se oye y somos muchos en el escenario... Se le puede echar la culpa al de al lado. Fue tan así que no sé realmente si fui yo, pero puede que sí», confiesa entre risas Alborán. Pero no fue la única confesión que hizo el cantante. Cuando Alborán intentó cambiar de tema, Motos sugirió otro mejor: «En otro concierto saliste con la bragueta abierta». Y así fue. Lo peor es que su manager intentó durante más de diez minutos advertir a Alborán; sin embargo, el cantante pensaba que eran ánimos de su compañera hasta que le dijeron por el pinganillo: «Niño que te subas la bragueta que te lo lleva diciendo Esperanza desde hace una hora». Aún así, el mejor momento del programa aún estaba por llegar y fue consecuencia de la última vez que Pablo Alborán estuvo en el plató de «El Hormiguero» retó a Pablo Motos. El desafío parecía más sencillo de lo que ha resultado ser. El malagueño propuso al presentador componer una canción a medias, es decir, cada uno enviaba una estrofa que continuaría el otro. «Pensaba que íbamos a hacer una canción de amor, pero en realidad me estaba vacilando. La canción ha dado un giro inesperado», ha confesado Pablo Motos en «El Hormiguero». Pablo Alborotos lleva semanas preparando lo que apuntaba a ser un tema romántico, que ha terminado teniendo esta letra: Pablo Alborán: Tú amor se me escurrió como arena entre los dedos, al vació cayó y yo sentí el desconsuelo. Pablo Motos: Te llevaste los mensajes, los recuerdos y las fotos. Me dejaste sin aliento porque ya te habías roto. P.A.: Hay que ser muy zoquete para ir al baño y que se te caía el móvil al retrete. P.M.: Al verte ahí hundido, me siento miserable por no haberte comprado una carcasa impermeable. P.A.: Y te vas. Me abres en el corazón la herida, la de dejar a medias la partida de Candy Crush. P.M.: Te meteré en arroz como vi en un tutorial. Según El Rubius, no quedaba mal. P.A.: Y te vas. Me abres en el corazón la herida, la de dejar a medias la partida de Candy Crush. ¡¡Ya no queda nada!! El próximo lunes veremos a @pabloalboran y Pablo Motos cantando (o intentando cantar) esta locura de canción
a entrada fue publicada en Noticias, Play y etiquetada . Guarda el enlace permanente.