Corredor de fondo

La semana que viene se estrena la película Corredor de fondo, una comedia romántica que confirma que el amor verdadero no es una carrera de velocidad, sino un maratón.

Dennis (Simon Pegg) es un tío normal. Está un poco gordo y fuma, pero es buena persona, encantador y sencillo. Sin embargo, hace cinco años, Dennis hizo algo que no estuvo bien. El día en que debía casarse con Libby (Thandie Newton), su novia embarazada, se dio a la fuga. No pudo seguir adelante con la boda. No se sentía merecedor de Libby, entonces decidió que en vez de arruinarle la vida, era mejor arruinarle su gran día.

Hoy, cinco años después, Dennis se da cuenta de que ha cometido un gran error. Aún está enamorado de Libby. Aún la ve con frecuencia debido a Jake (Matthew Fenton), su hijo de cinco años, pero ya no existe ningún atisbo de romanticismo. Libby está saliendo ahora con Whit (Hank Azaria), un profesional encantador a quien Dennis detesta de manera inmediata. Whit es agradable, exitoso y muy bueno con Jake; lo que enfurece a Dennis aún más. ¿Cómo puede Dennis competir con él?

Directamente en oposición con el elegante estilo de vida de Whit, Dennis es simplemente un guardia de seguridad en una tienda de ropa para mujeres. No gana mucho dinero y está retrasado con el pago del alquiler, algo que su casero, el Sr. Ghoshdashtidar (Harish Patel), toma muy en serio. La hija del Sr. G., Maya (India de Beaufort) tiene todas las intenciones de echar a Dennis y de reemplazarlo por un inquilino mucho más serio. Comparado con las habilidades aparentemente naturales de Whit, todo lo que Dennis inicia parece terminar en desastre. Incluso cuando quiere llevar a Jake a ver El Señor de los anillos: el musical, se mete en problemas con la policía por intentar comprar las entradas a un reventa. Dennis no puede esperar recibir ningun tipo de ayuda de su irresponsable amigo Gordon (Dylan Moran), cuya vida es un desastre también. Lo que más le interesa a Gordon en la vida son los juegos de póquer que se llevan a cabo en la parte trasera de una tienda de pianos con un grupo de inadaptados sociales: Grover, Claudine y Mickey, vigilados por el imperioso Vincent (Simon Day).

Dennis se siente desmoralizado y abrumado por la larga lista de logros de Whit. En un último intento por demostrarle a Libby que ha cambiado de vida, Dennis anuncia impulsivamente en la fiesta de cumpleaños de Libby, que participará en el mismo Maratón de Londres para el que Whit se ha estado entrenando seriamente. ¿Le servirá a Dennis la energía que tuvo para escapar, para ganar ahora el maratón?

avatar-

rca de La Reina del Mando

Si soñar es gratis y Ana Obregón se ha llegado a ver a sí misma como la presidenta del Gobierno, yo me veo a mí misma desayunando con diamantes, pipa en mano, en la inmensa ciudad de Nueva York con el vestido más glamuroso de la historia del cine o en el Upper East Side sentada junto a la Reina Cotilla amenazándola con desvelar su identidad...
a entrada fue publicada en General, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.