De Casino Royale y Banderas de nuestros padres

Rompo la línea habitual de mi bitácora de pelis clásicas que veo para recomendaros una par de novedades:
Casino Royale
Banderas de nuestros padres

Por favor, coged ahora mismo vuestras agendas y apuntad: Casino Royale-24 de noviembre y Banderas de nuestros padres-principios de enero. No os las podéis perder.

Dos estilos muy diferentes, mejor dicho dos películas completamente diferentes pero -¡mecachis!- increíbles.


Una recomendación: cuando vayáis a ver Casino Royale olvidaros de todo lo que hayáis visto hasta ahora del agente más pulcro, refinado, exquisito, frío y distante que hasta ahora conocíamos… Este nuevo James Bond (Daniel Craig)sí es de que carne y hueso (inciso para féminas ¡Y vaya carne!)… No os adelanto más, es importante que vayáis al cine sin una idea preconcebida. Tensión en estado puro hasta el final. Final, por cierto, INMEJORABLE…


Segundo: Banderas de nuestros padres, un filme emocionante, una historia profunda, una narración envolvente, unos impresionantes escenarios. Ojo al dato: Clint Eastwood es la mano que mece la cuna… Y también el autor de la música (alucinante). Firme candidata para que Eastwood, actores y otros artífices de la peli suban varias veces al escenario del KODAK Theater de Los Angeles en la próxima ceremonia de entrega de los Oscar. No os cuento nada, simplemente id a verla.

avatar-

rca de La Reina del Mando

Si soñar es gratis y Ana Obregón se ha llegado a ver a sí misma como la presidenta del Gobierno, yo me veo a mí misma desayunando con diamantes, pipa en mano, en la inmensa ciudad de Nueva York con el vestido más glamuroso de la historia del cine o en el Upper East Side sentada junto a la Reina Cotilla amenazándola con desvelar su identidad...
a entrada fue publicada en General, Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.